El traductor inexperto

Cuando un traductor sale de la universidad y no para volver al día o a la semana siguiente, sino porque se tiene que enfrentar a la búsqueda de un empleo o incluso ya desde mucho antes, cuando ve que entra en la recta final de su primera etapa de formación (un traductor nunca deja de formarse), es posible que vea que no tiene experiencia significativa que aportar. En algunos casos, si ha tenido mucha suerte, sobre todo en según qué universidades, habrá logrado estar unas semanas como becario en prácticas para alguna empresa del sector, pero incluso en esos casos a veces no es suficiente y en muchos otros, que son por desgracia mayoría, su experiencia laboral, o simplemente su experiencia fuera de la universidad (en eso que se conoce como mundo real) es cero, un papel en blanco, tan blanco que haría llorar de emoción al payaso de Micolor.

La experiencia, divino tesoro (era así, ¿no?), es eso que nos permite ver lo torpes que fuimos una vez. Esta experiencia fruto del aprendizaje no se trata solo de un trofeo, un distintivo que poder lucir en un trozo de papel como pudiera ser el currículo, sino sobre todo una manera de enfrentarse a los problemas del mundo real cuanto antes, una forma de poder empezar a adoptar los automatismos, de descubrir las mejores fuentes de consulta y de empezar a sorprender a la gente con nuestro trabajo. Pero mucho más importante que todo eso es poder disfrutar de lo que hacemos, de mirarnos al espejo y ver una sonrisa de satisfacción porque nos gusta lo que estamos haciendo y además estamos aprendiendo en el camino. ¿Hay algo mejor que estar orgulloso por el trabajo de uno mismo? Bueno sí, que además nos paguen, que esos motivos para estar orgullosos sean ciertos y que nos feliciten, pero todo llegará.

Desde mi posición como estudiante, cuando empecé a tener la necesidad de esbozar ese dichoso curriculum vitae que tantas pesadillas provoca, el primer gran problema con el que me topé fue que no sabía qué poner en la experiencia laboral. Sí, era un estudiante y la inexperiencia va de soi, pero aunque no fuesen trabajos importantes consideraba de valor incorporar algo significativo a ese documento. Los estudios son importantes pero sin una experiencia que destacar es como saborear una comida sin perejil (Arguiñano, ¿qué haces aquí? ¡Deja de colarte en mi blog!). Por eso me vi inmerso en la búsqueda de fórmulas por las que poder traducir desde casa, ganar experiencia y tener muestras de mi trabajo. En cualquier caso, aunque hemos hablado varias veces del currículo, no nos ceñiremos solo a las más pragmáticas para este tipo de documentos, sino a todas aquellas que nos sirven para ganar experiencia sin que sea un empleo propiamente dicho, porque sobre empleos remunerados hablaremos en otra ocasión.
 

A continuación las formas más destacables de adquirir ese bagaje:

 

  • ONGs: Por todos es sabido que en muchas organizaciones buscan voluntarios que quieran colaborar de forma desinteresada con inestimables labores sociales. Como traductores tenemos la posibilidad de colaborar con este tipo de organizaciones traduciendo textos gratuitamente. Puede ser una forma alternativa de colaboración si nos sentimos comprometidos con la labor de una organización aunque, por supuesto, nada nos impide colaborar con una ONG de más de una forma. Existen infinidad de ONGs y además hay unas cuantas páginas que se encargar de canalizar la necesidad de traductores de estas asociaciones y a las que puedes recurrir si no tienes una ONG preferida o con la que estás más comprometido no necesita ningún traductor en ese momento, lo que deberías comprobar previamente contactando con ellos.

    Si no sabes por dónde empezar, desde aquí te sugerimos algunas páginas:
    Global Voices
    Hacesfalta
    Idealist
    International Alliance of Inhabitants
    International Children's Digital Library
    The Rosetta Foundation
    Translations for Progress
    Translators For Kids (inactivo)
    UN Voluntarios
    VolunteerMatch

     

  • Conferencias: Parafraseando un clásico diremos que hay un montón de conferencias ahí fuera (de nuestra pantalla), pero también dentro. Y es que hay toda una serie de páginas que se dedican a crear subtítulos para aquellos que quieren seguir aprendiendo, y para eso estamos nosotros, para ayudar a esas personas que no tienen la suerte de conocer un idioma lo suficientemente bien como para entender el contenido sin subtítulos. La gran conocida de este sector es la plataforma TED, con una gran cantidad de conferencias disponibles sobre ideas que vale la pena difundir, y que se basa en la tecnología de dotSUB para poder añadir subtítulos a los vídeos.

    Traducir conferencias es una gran oportunidad no solo de adquirir esa experiencia tan necesaria sino también de aprender mientras traducimos de otros temas no directamente relacionados con la traducción. Y es que lo bueno de la traducción es que se aprende muchísimo, es tal la variedad de textos, medios y fuentes con la que el traductor se encuentra y sobre los que a menudo tiene que investigar que a la fuerza aprende en el proceso. Esto ocurre incluso para los traductores más especializados y familiarizados con un tema. Si lo que quieres es traducir y aprender sobre nuevos temas esta es una opción que no suena nada mal, ¿verdad?
     

  • Videoclips: Aunque quizás no sea la forma más habitual de dar rienda suelta a nuestra creatividad, hay muchos vídeos musicales que podemos subtitular. ¿Qué voy a decir sobre canciones? Music is in the air. La música está presente en nuestra vida diariamente, queramos o no. Salvo que estemos en plena naturaleza, en un monasterio o en un concierto de Justin Bieber, la escucharemos. Todos tenemos nuestras canciones y grupos favoritos y ya hemos visto la calidad de muchas de esas traducciones, o peor aún, no hemos visto nada porque nadie se ha animado a subtitularlas, así que, ¿por qué no le haces un favor al mundo musical y traduces estas canciones? Seguro que si a tus conocimientos del idioma le sumas un tema musical que es de tu agrado, es muy probable que logres un gran trabajo. Si no al principio, sí tras unos cuantos intentos, aunque si lees este tipo de artículos significa que te preocupas por hacerlo bien y creo que así lo harás. Además, es un mundo bastante agradecido, créeme que el nivel no es muy alto, hay tales aberraciones pululando por ahí que habría que reiniciar internet para borrar millones de vídeos que circulan por la red, así que seguro que elevarás el nivel y de paso quizás descubras o nos descubras algo más sobre música.

    Para esta labor contaremos, entre otras herramientas, con la ya mencionada página de dotSUB para los que no se quieran complicar la vida con labores técnicas y con Aegisub para los más expertos.
     

  • Wikipedia: La Wikipedia es una gran fuente de conocimiento… o debería serlo. Casi todas las entradas disponibles en nuestro idioma proceden de traducciones de la versión en inglés de Wikipedia, así que colaborar con esta plataforma de conocimiento es bien sencillo si conoces esta lengua o alguna otra porque, evidentemente, los temas culturales propios de un determinado país estarán más detallados en la versión de la Wikipedia de ese país que en la versión en inglés por mucho que sea esta la que tiene la mayor cantidad de artículos. Así que si no te ves capaz de traducir desde el inglés pero sí desde otro idioma no es un problema, es más, es un punto de valor añadido porque la gran mayoría de traductores tienen este par de idiomas. Tal y como comenta Vincent Torres en los comentarios, no estamos restringidos solo a la Wikipedia, hay otras muchas enciclopedias temáticas de tipo colaborativo disponibles en varios idiomas y que necesitan traductores. Sea cual sea la enciclopedia que elijas, al igual que en las conferencias, esta es la plataforma ideal para aprender a la vez que trabajamos en algún tema que nos interesa.
     
  • Fansubs: Cuando hablamos de fansubbing no nos referimos solo a los fansubs de anime japonés, aunque probablemente al usar este término sea lo primero que nos venga a la cabeza. Este vocablo puede englobar a los subtítulos hechos por fans de la mayor parte del contenido audiovisual de cierta duración. Traducir (subtitular) series de televisión o películas no requiere de unos grandes recursos, siendo el más notable el caso de los subtítulos para series de televisión, sobre todo americanas (aunque seguro que encuentras alguna serie en el idioma que domines) que se han popularizado en los últimos años y en los que una misma persona se encarga de traducir y ajustar los tiempos. Su facilidad viene por lo simple del proceso y los pocos pasos (traducción y ajuste de tiempos) de los que consta ya que en este caso se suelen distribuir solo los subtítulos, siendo el propio usuario el que debe buscar el archivo de vídeo.

    Por el contrario, en el caso de los anime japoneses, los fansubs suelen constar de equipos de varias personas que se dividen las tareas de búsqueda y descarga de RAWS, ajuste de tiempos, traducción de subtítulos, karaokes, corrección, compresión, distribución… Si sabes japonés los fansubs llamarán a tu puerta con una caja de magdalenas o con un poco de cloroformo y una cuerda (según el estilo de reclutamiento del fansub) porque en el mundillo hay muy pocos traductores que tengan un nivel suficiente de japonés para traducir desde este idioma. Eso por suerte o por desgracia, permite que teniendo conocimientos de otros idiomas, generalmente el inglés, puedas traducir tomando como base los subtítulos de otros grupos de habla inglesa. También se puede traducir de grupos que traducen a otros idiomas pero en muchas ocasiones las traducciones son también desde el inglés con la consecuente pérdida por la doble traducción.

    Pero los fansubs no se dedican solo al subtitulado de películas y series, también los hay especializados en el octavo arte. Se dedican a la traducción de manga y cómics en general, en lo que se denomina scanlation, término formado a partir de la contracción de scan (escanear) y translation (traducción). Un mundo apasionante el de los fansubs y los subtítulos de series y películas, ¿no? A mí desde luego me parece uno de los más atrayentes.

    Sea como sea, aquí tenéis algunas referencias por las que empezar:
    Anime Rakuen
    Animesubs
    Menudo-Fansub
    Solosubtítulos
    Subtítulos.es
    Submanga
    Tanoshii Fansub
     

  • Romhacking: @PMStrad, el famoso tuitero y bloguero ya ha hablado en infinidad de ocasiones de este tema, de hecho, yo he de confesar que seguía a su grupo de traducciones, Sayans Translations, y jugué a alguna de sus ROMs y también a las de otros grupos como Paladin Knights o Ereza Translations y otros tantos que mi memoria ya no alcanza a recordar. Pues bien, si hoy en día yo necesitase un traductor para algún trabajo y supiese que un traductor de esos grupos ha convertido esa afición en una forma de ganarse la vida, sin duda lo contrataría. Evidentemente, esto sería una carambola del destino que es muy rara que se dé, pero lo que quiero decir es que el mundo del romhacking es uno de los más bonitos y apasionantes y que mejor permite desarrollar y mostrar nuestro potencial

    Es uno de los mundos más agradecidos porque es bastante impresionante ver cómo se modifica un juego y lo puedes jugar con esas modificaciones. Parece algo mucho más virtuoso que una simple traducción de una película. Y además, es un tipo de trabajo que fomenta la creatividad, permite dejarnos innovar y hacer la caracterización según la forma de hablar de ciertos personajes, desarrollar un vocabulario propio para estos, traducir juegos de palabras y chistes en general… Esto ocurre sobre todo en los juegos tipo RPG o con una gran cantidad de texto en cuanto a la historia. Por eso, también es necesario que tengamos en cuenta el tiempo que queremos dedicar y saber si seremos capaces de traducir tal cantidad de texto. Pero si lo hacemos bien, el resultado puede llegar a ser asombroso.

    Para traducir juegos no solo está el método del romhacking, también hay juegos abandonware, o aún mejor, freeware o de código abierto que buscan traductores y requieren de menos conocimientos técnicos puesto que es el propio programador el que proporciona las herramientas de traducción y no hay que recurrir a la ingeniería inversa (salvo en el primer caso).
    Si te interesa el tema, no puedes perderte la página de Romhack hispano, el Manual de traducción de videojuegos ni Romhacking.net.
     

  • Software: El mundo del software quizás no permita mostrar tanto nuestras capacidades como traductores pero sin duda también es una buena opción por la gran cantidad de software libre que hay disponible en la red. Hay tal infinidad de proyectos con la que podemos colaborar y no solo eso, sino que también tenemos la suerte de contar con plataformas que se encargan de recopilar estos proyectos que buscan traductores. El problema de este tipo de traducciones es la falta de contexto y la abundancia de tecnicismos informáticos en muchas ocasiones, aunque si conocemos el programa no debería de suponernos ningún inconveniente. Además, las variables pueden ser otro inconveniente por ser difícil saber a qué pertenecen y cómo colocarlas pero por otra parte es una magnífica oportunidad de empezar a familiarizarnos con ellas. Otro problema de este tipo de traducciones es la continua salida de versiones, que puede hacer que un programa ya tenga partes traducidas o que habiendo traducido tú una versión determinada, en el futuro se encargue o se te adelante otro traductor, no siendo un indicador de tu trabajo, ya que solo serás un cotraductor. En cualquier caso para esto hay alguna solución que mencionaré en el futuro, pero que básicamente se reduce al uso de una hoja de cálculo con la información.

    Tenemos que tener en cuenta que podemos interesarnos en traducir (o mejorar la traducción, aunque a esto le dedicaremos un tema aparte) algún programa que usemos, siempre y cuando sea software libre o al menos su autor no se lucre, porque no queremos que se aprovechen de nuestro trabajo, ¿no? Por supuesto, es muy distinto si tenemos la suerte de que alguna de estas empresas de software de pago o con publicidad nos ofrece hacernos cargo de una traducción a un precio razonable y nos vemos capaces de hacerlo, pero desgraciadamente esto no sucede muy a menudo en esta etapa, aunque siempre se puede intentar. 

    Recursos destacados:
    KDE Localization
    Launchpad
    OpenOffice.org Localization Project
    Pootle
    Transifex
    Translation Project

     

  • Aplicaciones para móviles: He querido hacer una categoría aparte porque este es un mundo con un crecimiento exponencial y una necesidad constante de traductores, sobre todo en las dos grandes plataformas, iOS y Android, aunque tampoco se pueden perder de vista a las aplicaciones pertenecientes a Windows Phone o incluso al moribundo Symbian. Hay tal cantidad de programas y juegos gratuitos y sin publicidad en estas plataformas que tenemos todo un mundo para elegir. La gran ventaja de estas aplicaciones es que suelen contener una cantidad de texto mucho menor que el software para ordenador y así no es difícil poder traducir una aplicación por completo nosotros mismos y poder decir en nuestro currículo que nosotros tradujimos tal aplicación. Además, en este campo el vocabulario no suele ser muy especializado, porque estas aplicaciones se caracterizan por ser aplicaciones cotidianas y muy sencillas.
    Podemos buscar en los repositorios de Android, iOS, Windows Phone, entrar en las páginas webs de esas aplicaciones y ver si hay algún apartado para colaborar con la traducción, o enviándole directamente a su autor un mensaje a través del formulario de contacto.
     
  • Libros: Hemos hablado de cómics y manga pero no hemos mencionado que también podemos traducir libros de dominio público ya sea porque fueron publicados con esas condiciones inicialmente o porque sean obras que hayan pasado al dominio público debido a que hayan transcurrido la cantidad suficiente de años desde la muerte del autor. También podemos traducir libros cuyos derechos no hayan sido adquiridos por ninguna editorial dedicada a la publicación en el mercado español o el mercado al que nos queramos dirigir. Traducir libros es una ardua tarea que en general exige una gran creatividad como traducción literaria que es. Quizás sea atreverse con uno de los «rivales» más difíciles si no tenemos experiencia, pero si nos interesa, cuanto antes demos esos primeros pasos, antes empezaremos a aprender sobre ese tipo de traducción.

    Si te gusta la literatura y además eres aficionado a escribir tus propias historias partes con ventaja sobre el resto de traductores, así que no es mala idea aprovechar estas aptitudes para traducir una historia, o un simple capítulo, sin por supuesto, dejar de lado de los relatos cortos, porque en ocasiones traducir un libro completo puede llegar a ser tan gratificante como agotador. Al fin y al cabo, no olvidemos que esto lo hacemos por nosotros, aunque si en el futuro nos sirve como muestra de nuestro trabajo, perfecto.

    Si no sabes por dónde empezar, aquí tienes unos enlaces que pueden servirte de inspiración:
    Digital Book Index
    Feedbooks
    Google Libros
    Project Gutenberg
    Public Domain Archive and Reprints Service
     

  • Webs: También se necesitan traductores para páginas webs porque si hablamos de internet, hablamos de millones de páginas web que no están en nuestra lengua y que en muchos casos buscan traductores. He de decir que no soy muy partidario de las costumbres que parecen haber adoptado ciertas páginas web como Facebook o sobre todo Twitter en cuanto a elegir traductores no profesionales. En muchos de estos casos estas traducciones dejan mucho que desear, pero no deja de ser una vía más para adentrarse en el mundillo y no todas las webs que necesitan de nuestra ayuda son redes sociales que ganan millones de dólares o pretenden ganarlos, sino que hay otras muchas webs sin ánimo de lucro que agradecerían nuestra ayuda para transmitir su mensaje, solo tenemos que contactar con sus webmasters.

No hace falta que diga (pero lo voy a decir porque soy un pesado:D) que algunos de estos trabajos no son todo lo legales que nos gustaría, aunque en general en las actividades aquí mencionadas se respeta al poseedor de los derechos o al autor de la obra en general, bien es cierto que traducir un libro o un juego cuyos derechos no poseemos no deja de ser ilegal o cuando menos alegal (aunque jurídicamente este término no tenga sentido). Aquí debe entrar en juego nuestra ética (¿he oído juego? Apuesto 100 euros al rojo), y si bien tenemos que saber que lo que hacemos no es legal en muchos de estos casos, si no hacemos daño a nadie traduciéndolo no creo que nos deba suponer un obstáculo. ¿Realmente se hizo algún daño cuando los grupos de romhacking de la época tradujeron el Chrono Trigger al español?, una obra maestra que sin su ayuda nunca la habríamos podido disfrutar en nuestro idioma. ¿Y aquel que tradujo un libro que nunca llegó a ser editado en España? ¿Y si hablamos de fansubs que tradujeron una serie mientras que no llegaba al mercado español, popularizándola? No me parece que sea precisamente daño lo que hacen estas actividades. Por mucho que no sea legal siempre que se tenga una ética profesional no veo el problema aunque podemos volver sobre este debate en el futuro que es uno de los más polémicos desde la penetración a gran escala de internet.

Aquí he reseñado las principales actividades a las que podemos dedicar nuestro tiempo, pero hay muchas otras como pueden ser la traducción de noticias, artículos de blogs, reportajes de prensa o revistas, adaptación de anuncios que aunque sus autores no busquen una traducción para publicarla en su propio medio, nosotros mismos podemos decidir que esa información merece ser compartida en el idioma de Cervantes (y de mi vecina del quinto, que también tiene derecho a compartir idioma con Cervantes, que siempre se lo apropia él todo, ¡hombre ya!).

Y hasta aquí mi primera entrada que espero que os haya interesado y sea la primera de muchas más. Recordad que podéis seguirme en Twitter: @Pcsl. Y por supuesto, me gustaría saber vuestra opinión. A vosotros, ¿qué os parecen estos métodos? ¿Habéis traducido desinteresadamente? ¿Os gustó la experiencia?

Written By Pcsl

46 Comments on “El traductor inexperto

  1. Jeanne Responder

    enero 9, 2012 at 7:31

    Gracias por este artículo muy completo, hay muchas ideas interesantes y originales! Traducir un software libre sobre todo me parece una buena idea para adquirir experiencia en localización.

    Yo traduzco también para un sitio web que no mencionaste : cafebabel.com. Se trata de una revista europea a la que puede colaborar cualquier persona que se siente un alma de periodista, y difunde artículos muy variados (cultura, política, sociedad, viaje…) El sitio existe en 6 idiomas (francés, inglés, español, polaco, italiano y aleman), así que a menudo buscan traductores.

    Sin embargo, me molesta un poco la parte de tu artículo donde tratas de la legalidad de los proyectos. Como lo escribes, se trata de la ética de cada uno: en mi opinión, al contrario, hay que tener mucho cuidado con este aspecto. Entiendo tus argumentos, y estos argumentos quizás valen si traduces sólo para tu propia satisacción, en tu vida privada. Pero si lo haces para adquirir una experiencia profesional que podrás presentar a un cliente, me parece muy peligroso, porque en este caso no se trata de un debate sobre la legitimidad de las prohibiciones, se trata de la imagén que envias a tus clientes! Quizás sea util para practicar, pero hay que pensar en el futuro también, y no pienso que sea una buena idea tener tu nombre asociado con “obras ilegales” en internet. Aunque la traducción sea excelente, pienso que el hecho de que la hiciste de manera ilegal va a dañar tu credibilidad como profesional…

    En todos casos, te deseo mucha suerte en tu actividad! Y gracias por el artículo!

    • Pcsl Responder

      enero 9, 2012 at 8:03

      Gracias por tu comentario, Jeanne, eres la primera «privilegiada» aunque en realidad lo soy yo por leerte y te doy las gracias también por el enlace a cafebabel.com, lo añadiré a la lista, que además parece tiene un muy buen contenido.

      Me parece muy interesante esto que comentas respecto a la legalidad y tengo que decir que estoy básicamente de acuerdo contigo. A la hora de crear el artículo, en un principio mi objetivo era de hablar de experiencias para plasmarlas en el currículo, pero luego el artículo fue degenerando hacia las maneras más interesantes de conseguir experiencia. Por eso, aquí no digo que todos los métodos sean los más recomendables para presentar en un currículo, sino para ganar experiencia. Aunque el CV no fuese el tema principal, quizás debería haber mencionado que esos métodos alegales en ocasiones nos pueden generar problemas. Tomo nota, estás en mi lista negra te agradezco que lo menciones.

      Dejando de lado la entrada y hablando en cuanto a la idoneidad o no de traducir este tipo de obras y mencionarlo en el CV, es algo que yo tampoco tengo claro. No sé cómo piensan en ciertas empresas aunque por mi parte como bien habrás podido entender creo que nos permite demostrar nuestra capacidad y adaptarnos de antemano a ciertas situaciones propias de cada tipo de traducción, como pueda ser la limitación de caracteres, las variables, la necesidad de mantener un estilo a lo largo de un texto extenso…

      Así lo veo yo con mi reducida experiencia, pero seguro que alguien que haya hecho alguna de estas actividades de dudosa legalidad nos puede aportar una nueva visión. Ya que he hablado de @pmstrad, se me ocurre que voy a pedirle que se pase por aquí si tiene un hueco porque él menciona en su currículo que tradujo de forma no oficial juegos de Nintendo y acabó trabajando para ellos. Igual nos puede decir si le benefició o le perjudicó, aunque cada sector y empresa es un mundo pero será una muestra interesante.

      ¡Gracias a ti porque espero seguir mejorando con los valiosos consejos de gente como tú! 🙂

      • Pablo Muñoz Sánchez Responder

        enero 9, 2012 at 10:48

        ¡Qué pedazo de entrada! De las entradas que conozco que tratan este tema, creo que es de las más completas, ya que mencionas un montón de recursos. ¡Enhorabuena! 🙂

        Respecto a lo que comentáis, yo sí que puse mis proyectos de fansubber y de videojuegos. Si la empresa era Nintendo, ¿qué tiene de malo decir que te encanta traducir videojuegos y que tienes experiencia en ello? ¡Pero si eso es lo que buscan! A lo mejor no me atrevería a poner que he traducido juegos muy recientes como romhacker, pero… ¿a quién estoy perjudicando traduciendo un juego de hace 15 años que ni se vende ya?

        Esta es una pregunta en la que nadie lleva razón, de eso estoy seguro. Pero bueno, si tengo que dar mi opinión, en mi caso me sirvió. Mientras no pongas algo que pueda molestar demasiado a la empresa, yo creo que ganas más poniendo eso que no poniendo nada. No hay que olvidar que en empresas como Nintendo trabaja gente tan friki como tú mismo; si no, no estarían trabajando allí.

        Un saludo y enhorabuena de nuevo por el artículo,

        Pablo

        • Pcsl Responder

          enero 10, 2012 at 5:47

          ¡Gracias por pasarte por aquí para responder! Y es que tu caso es especialmente interesante porque lo que a priori podría verse como algo negativo por el dichoso copyright, probablemente incluso te benefició porque supieron dejar de lado esas cuestiones y centrarse en lo que habías aprendido y aprovecharlo. Seguro que tu proceso de adaptación fue de los más cortos entre los traductores de la empresa.
          Pero ahí está la cuestión, que en las empresas en las que queremos trabajar (o nos dejen) sepan enfocarse en el lado correcto de la cuestión y eso es algo que no tenemos asegurado y hay que tenerlo en cuenta.

          Muchas gracias a ti.

          Saludos.

  2. Vicent Torres Responder

    enero 9, 2012 at 8:55

    Entrada completísima y muy útil, me apunto cuatro cosas para tenerlas en cuenta. Y muy de acuerdo contigo, el que no tiene experiencia es porque no quiere. Añadiría a lo que ya has dicho la traducción de cómics y libros, más que de dominio público, hechos por “amor al arte”, fandom y similares. Yo mismo estoy traduciendo unas tiras con el permiso de los propios autores, totalmente legal y sin ningún problema.
    http://spanishbluemilkspecial.nixiweb.com/

    También hay cientos de wikis que no son Wikipedia en las que poder participar sobre videojuegos, películas, libros, series… Opciones hay miles.

    Tampoco creo que haya hecho daño a nadie la traducción de Chrono Trigger. Yo lo considero publicidad para el videojuego y la empresa, ya que de otra forma mucha gente puede que no se hubiera interesado por el producto. Pero claro, no sé que opinarán las empresas de eso y sí que estoy de acuerdo en que es un poco peligroso. Lo que sí sé es que a Pablo no le ha ido nada mal, pero de ese tema sabe él más que yo 🙂

    • Pcsl Responder

      enero 9, 2012 at 9:23

      Sí, lo mejor siempre es pedir permiso aunque en el caso de libros, juegos y demás de grandes empresas ya sabemos la respuesta salvo que sus obras sean bastante antiguas o la empresa no esté gestionada por dinosaurios y aun así suelen poner trabas. Si por el contrario, hablamos de pequeños autores, casi siempre están encantados de que ayudemos a difundir sus trabajos en otros idiomas, así que no es mala idea contactar con ellos y preguntarles.

      Lo de las wikis es completamente cierto, hay muchas y muy interesante y como quiero que este artículo no quede desactualizado lo he añadido a la entrada.

      Y respecto a Chrono Trigger y demás, ¿qué voy a decir sí opino lo mismo? Yo mismo era bastante excéptico respecto a incluir esas referencias en el CV, y espero comentarlo en alguna otra entrada, pero como bien dices, a Pablo no le ha ido nada mal.

  3. Sandra Responder

    enero 9, 2012 at 9:40

    Esto es buen comienzo de blog y lo demás son tonterías…
    Me han parecido realmente interesantes todas y cada una de las opciones que detallas, porque aunque de momento no pienso (mucho) en el mundo profesional, sé que a la que me quiera dar cuenta va a estar ahí y me voy a arrepentir de no haber hecho nada.

    He prestado especial atención al apartado de los libros, desconocía la posibilidad de traducir los que estén en dominio público (lo dicho, que yo de pensar, poco). Tomo nota y a ver qué hago.

    Mucha suerte en lo sucesivo con el blog, tiene una pinta muy buena 🙂

    ¡Un saludo!

    • Pcsl Responder

      enero 10, 2012 at 3:26

      ¡Gracias, Sandra!

      La verdad es que muchas veces, sobre todo al principio no le dedicas demasiado a pensar en el futuro profesional pero es que tampoco es imprescindible. ¿Por qué digo esto? A la mayoría de los que estudiamos TeI o pretendemos dedicarnos a la traducción profesionalmente es muy probable que nos guste traducir y en ese caso seguro que traducimos por gusto, así que siempre aprenderemos algo.

      Estos recursos sirven para el que quiera ser algo más constante o quiera traducir algo más que un texto corto o simplemente no tenga en mente una idea de algo para traducir tenga algo por lo que empezar. ¡Pero traducir estamos siempre traduciendo aunque sea poco!

  4. Carla Responder

    enero 9, 2012 at 11:04

    Me ha parecido muy interesante tu artículo, sobre todo desde mi perspectiva de estudiante de traducción. Sin duda, estas pueden ser formas de aumentar la experencia traductora de una manera más próxima a un encargo real, pero no acabo de ver claro como puedo incluir esto en mi curriculum (al que solamente le falta que lo atraviese la bola del desierto @_____). Me gustaría que me dieras tus recomendaciones al respecto.

    Un saludo 🙂

    • Pcsl Responder

      enero 9, 2012 at 11:11

      No te preocupes, precisamente mi pensamiento es detallarlo en una entrada futura ya que tengo en mente tratar varias cosas relacionadas con el CV. Aunque ya digo no soy ni mucho menos un experto y por eso siempre que meta la pata pido que me lo hagáis saber, pero tratarlo con más o menos acierto lo haré. Así que si te interesa el tema, ¡sigue atenta!

  5. Eva Responder

    enero 9, 2012 at 11:22

    Chaval… VAYA_PEDAZO_DE_ENTRADA. Así, en mayúsculas y todo. ¡Me ha encantado! ¿Cuándo dices que te nos unes a la Revista Traditori? xD

    Lo primero, te voy a matar por no haberme enterado antes de la existencia de tu blog, y segundo, también te voy a matar por olvidarte de Inshuheki y de AU en los fansubs. Por lo demás, lo he flipado con la entrada, porque creo que no has dejado una sola esquina por barrer…

    Yo sí que incluí en mi CV mi experiencia como fansubber en lo último que fui entregando. Es experiencia, y lo más importante: es tangible. La persona que lea mi CV se puede descargar mis trabajos (sí, ponía hasta los enlaces a la web principal) y echarles un vistazo para ver mi nivel y comprobar si le interesa o no. De hecho, yo cuando mas disfruto es cuando me llegan textos de marketing o cosas que puedo “modelar” un poco. Bajo mi punto de vista, cualquiera de los métodos que has mencionado es una forma buenísima de adquirir experiencia para no salir con una mano delante y otra detrás cuando acabas la carrera y toca buscarse la vida (si de verdad te interesa dedicarte a este mundo, claro, que luego mucha gente acaba haciendo otras cosas).

    Por cierto, a mí el gusanillo del fansubbing de series japonesas me caló tan hondo que, de hecho, sigo dedicándome a ello. Es como una droga: cuando empiezas, no puedes parar y si lo dejas, te entra el mono XD.

    Ya te tengo agregado a mi lista de blogs y voy a suscribirme ahora mismo, porque has entrado pisando muy fuerte y me encanta. ¡Un saludo y enhorabuena por este pedazo de blog!

    • Pcsl Responder

      enero 10, 2012 at 5:39

      Jaja, ¡muchas gracias! Me alegra que te haya gustado y todavía más siendo la coordinadora de la revista Traditori. Por eso, el que sí que tiene motivos para felicitaros soy yo por vuestro gran trabajo, lo mío es una simple entrada ;).

      A ver, ¿cómo voy a avisarte de que existe mi blog si la primera entrada real la he publicado hoy? Pero vamos, si es por matar por matar ponte a la cola, que la hay xD. Además, ¡con lo poco que me gusta hacer publicidad! Me apunto lo de AU e Inshuheki, AU se me ha pasado porque juraría que lo había puesto.

      Me parece muy interesante incluir ese tipo de experiencia, y en general creo que es un «riesgo» que vale la pena correr.
      A todos nos pasa, creo yo, que disfrutamos más con los trabajos de tipo creativo aunque generalmente no son fáciles de traducir porque necesitan de inspiración y de plena lucidez.

      El mundo del fansubbing se disfruta mucho porque el trabajo es muy profesional técnicamente hablando y los resultados son muy buenos. Es fascinante, sobre todo si te gusta el japonés y el mundo audiovisual como es mi caso, yo estuve en un fansub en su momento y se aprende mucho.
      La verdad es que tú caso tiene mérito, porque traducir por placer a la vez que traduces profesionalmente es algo que muy pocas personas tienen la capacidad de hacer, así que me descubro ante usted (ah, ¿quién es este? ¡Soy yo! ¡Qué descubrimiento ).

      Lo dicho, me encanta que te encante, diría que me gustaría poder mantener el nivel, ¡pero me presionáis demasiado! Me voy a retirar por estrés, a las Seychelles por ejemplo :P.

      ¡Gracias por comentar, Eva!

  6. Curri Barceló Responder

    enero 9, 2012 at 11:40

    Enhorabuena por el blog y por la entrada. Veo que apuntas maneras. Vamos, que me echo a temblar como las nuevas generaciones de traductores vengan como tú. 🙂

    Todas las opciones me parecen fenomenales y muy prácticas, sobre todo porque suponen ayudar a gente que lo necesita (de un modo u otro), pero sin que suponga que una empresa pague al traductor tarifas miserables y ellos les cobren al cliente cuatro veces más.

    ¡Para mi lista de blogs que vas! Pero ya, ¿eh?

    • Pcsl Responder

      enero 10, 2012 at 3:47

      ¡Gracias! En este caso la enhorabuena por el blog y por la entrada es lo mismo porque solo hay una entrada (la de introducción es por tener buenas maneras, que si no la eliminaba con mi rayo fulminador, también conocido como botón de borrar).

      La idea era esa, aprender pero sin que se aprovechen de nuestro trabajo porque si nos rebajamos a según qué cosas, no nos van favorecer en el futuro. Por eso, trabajo desinteresado sí, pero con límites.
      ¡Venga, voy para allá, pero trátame bien! 🙂

  7. Flamio Responder

    enero 10, 2012 at 12:00

    Pues yo soy de los de fansub de series japonesas, aunque no soy traductor profesional, podría decirse que juego a serlo, pero haciendo eso me he dado cuenta de lo que supone este trabajo cuando lo quieres hacer bien, sobre todo ahora que estoy liado con una serie en la que no paran de hablar de arte tradicional japonés, el tomar notas para que los personajes utilicen expresiones coherentes o siempre las mismas, o los quebraderos de cabeza a la hora de pelearte con juegos de palabras que son esenciales para la resolución de la historia y que en nuestro idioma son imposibles de expresar.

    Si eso me pasa a mi que soy un aficionado, supongo que es un buen campo de pruebas para aquel que hace de esto su profesión.

    • Pcsl Responder

      enero 10, 2012 at 4:02

      Hay mucho talento escondido ahí pero también hay mucha gente que no es la idónea para realizar este tipo de labores. En general no hay término medio, o lo hacen muy mal o lo hacen muy bien.

      Para ser traductor se necesita conocimiento de idiomas en la lengua origen y la lengua meta, pero sobre todo un mimo exquisito por los detalles. La traducción, a fin de cuentas, es muy intuitiva y con un conocimiento básico de la lengua desde la que traducimos y con el uso del clásico «esto no me suena bien»/«esto sí» y ese cuidado por cada mínimo detalle se puede traducir muy bien una serie, en este caso doramas.

      Por lo que comentas, tú puedes ser de estos últimos, a ver si me animo con algún dorama en los que trabajas, que los tengo algo abandonados, y lo compruebo :P.

  8. Almudena Responder

    enero 10, 2012 at 12:35

    Guau, yo también he empezado recientemente en esto de los blogs y llevo tres tristes entradas, pero tú solo con esta me das vuelta y media :P. La verdad es que se agradece una información tan completa, precisamente estoy también en esa situación del recién licenciado sin experiencia profesional, a la búsqueda de algo que aporte chicha al CV. Lo malo va a ser no tener el tiempo suficiente para dedicarle a algo así, que quieras que no, requiere un mínimo de compromiso, pero eso es harina de otro costal.

    ¡Enhorabuena por la entrada y un saludo!
    Almudena

    • Pcsl Responder

      enero 10, 2012 at 4:23

      Mira, dos novatos entonces. Aprenderemos el uno del otro :).
      Sí que puede ser un problema no haberlo hecho antes de salir al mercado laboral, lo ideal es haberlo hecho antes, al menos gran parte. Aunque si es por tener algo que destacar siempre se puede coger un trabajo relativamente pequeño que sepamos que va a mostrar nuestras capacidades y destacar y ofrecer la posibilidad de mostrarles ese trabajo.

      ¡Muchas gracias por tu comentario, Almudena!

  9. Inés Responder

    enero 10, 2012 at 10:25

    Enhorabuena por tu primera entrada, es completísima y muy generoso por tu parte compartir tanta información, ¡bravo!

    Yo llevo ya más de 15 años traduciendo y, como me parece que todos sois bastante más jóvenes, os cuento que antes se aprendía sobre la marcha = cobrando (y bastante más que ahora, por cierto).

    Estoy de acuerdo en que ahora es más difícil adquirir experiencia y que es la pescadilla que se muerde la cola: sin experiencia no hay trabajo, etc. PERO creo que no hay que perder el Norte. Por mucho que te guste traducir y disfrutes haciéndolo, se trata de un oficio y se supone que tu meta es vivir lo mejor posible gracias a ese trabajo. Por tanto, yo os recomendaría hacer algunas traducciones gratis et amore para ponerlas en vuestro CV y, en cuanto consigáis un proyecto de verdad (= pagado), que dejéis de traducir gratis. Si una agencia/cliente directo ve que te encanta dedicar todo tu tiempo a traducir sin cobrar, lo más probable es que te ofrezcan unas tarifas más bajas de lo normal, es de cajón!!

    Así que yo que vosotros tendría mucho cuidado con no pasarme en el volumen, porque se puede volver en vuestra contra. Y porque seguro que hay casos en los que alguien sacará dinero de lo que vosotros habéis hecho desinteresadamente, y eso no es justo. Ya sé que Internet es un mundo abierto, libre y que eso es fantástico para todos, pero hay mucha gente recopilando traducciones para crear herramientas de traducción automática de webs que luego ellos venden, ojo. Y que en algún momento querréis vivir de vuestro trabajo. Además (esto es algo generacional y una apreciación totalmente personal, ya lo sé), hay que aprender a despegarse del ordenador y salir ahí fuera a disfrutar de la gente de carne y hueso y a oír el lenguaje hablado, que este trabajo es muy solitario y todos corremos el peligro de convertirnos en unos frikis autistas!!!

    Y que conste que a mí me gusta mucho traducir y la libertad que me da el no tener jefes, montarme mi horario, etc., pero también hay que limitar el número de horas que uno pasa aquí pegado, no es sano!!!

    Ánimo a todos y mucha suerte. Recordadlo siempre: las tarifas que pides reflejan cuánto valoras tú la calidad de tu trabajo. Que una cosa es adaptarse al mercado y otra regalar tu tiempo…

    • Pcsl Responder

      enero 11, 2012 at 2:36

      Me parece muy interesante eso que comentas. La verdad es que yo no acabo de ver claro que traducir gratis nos pueda perjudicar, si nos dedicamos a traducir se supone que es porque nos gusta, ¿no? No sé, yo no veo una relación directa, pero si tú con tu experiencia lo dices debe de ser porque sabes de lo que hablas.

      Pero sí es verdad que tampoco es sano estar tantas horas pegados a una pantalla, así que todo con moderación.

      ¡Gracias por pasarte por aquí!

  10. […] jQuery("#errors*").hide(); window.location= data.themeInternalUrl; } }); } http://www.traxmun.es – Today, 1:52 […]

  11. Inés Responder

    enero 17, 2012 at 1:42

    Hombre, claro que nos tiene que gustar traducir, pero igual que al mecánico del taller le tiene que gustar arreglar un motor, o a un cirujano operar…

    Si tienes la suerte de ser rico, entonces puedes hacerlo gratis. Si no… puedes dedicarte a traducir como afición y ganarte la vida de otra manera.

    Eso sí, ojalá llegue el día en que te arreglen el coche o te operen del corazón gratis!!!!

    La verdad es que no veo muy bien cómo puedes adquirir experiencia traduciendo si nadie te revisa, no le encuentro mucha lógica. El otro día vi un episodio de una serie británica subtitulado por algún aficionado al fansubbing y tenía muchísimos errores. ¿Quién se los corrige? Yo desde luego que no, porque para un rato de ocio que tengo no me voy a poner a revisar, y supongo que coincidiré con un montón de traductores profesionales.

    En mi opinión, la mejor forma de aprender es que te den un trabajo “de verdad” y te revise un buen profesional. El cliente te elegirá si eres barato aunque no tengas mucha experiencia, pero no se arriesgará y lo mandará revisar por alguien más curtido. Ahí es donde aprendes de verdad, creo yo.

    Seré una malpensada, pero esas iniciativas tipo TermWiki me parecen un abuso y me huele a acumulación de un gran corpus de traducciones que, de la noche a la mañana, pasarán a llamarse “WikiTranslator” y te cobrarán por usarlo… Igualito que la birria de Google Translator Kit, que para el traductor es una tortura pero a ellos les permite hacerse con muchísimas traducciones gratis, a saber lo que harán luego con ellas.

    No entiendo por qué el traductor tiene que ser tan filantrópicamente desinteresado y generoso, pues luego nadie nos lo agradece en las facturas de la luz, teléfono, hipotecas…

    Por favor, si alguien lo entiende que me lo explique, para mí que es otro abismo generacional 🙂

    Gracias a ti, Pcsl!!

    • Pcsl Responder

      enero 18, 2012 at 10:44

      Lo llamo experiencia pero podríamos llamarlo también destreza o práctica. La clave es la autoexigencia. Yo cada vez que he traducido un texto he tenido que buscar recursos para traducirlo, ya sea terminología, investigar en corpus, encontrarme con dudas sobre el uso de mi propia lengua, es decir, me he ido encontrando con problemas y los he ido resolviendo. Una vez que me volvía a encontrar con esos problemas, ya sabía cómo resolverlos o conocía en qué lugar iniciar mi investigación para resolver esas dudas. Eso por no hablar de lo que se mejora en la naturalidad de las traducciones. Así que aprender te aseguro que se aprende, aunque seguro que no tanto como siendo un profesional ya que nadie te corrige. Sin embargo cuando hacemos un examen, solemos saber la nota aproximada que podemos tener, pues con las traducciones yo creo que pasa lo mismo: aunque nadie nos corrija sabremos más o menos nuestras carencias e intentaremos mejorarlas.

      Esto ya digo que lo he planteado sobre todo como estrategia a seguir a la par que se estudia la carrera y no se tiene tiempo para trabajar, le puedes dedicar el tiempo que te apetezca sin tener que coger un trabajo de verdad que es mucho más difícil de sobrellevar junto a una carrera.

      Y sobre lo de la duda sobre ciertos servicios, haces bien en duda, puede haber motivos o no para dudar, pero hay que tener cuidado con según qué sitios porque nunca se sabe pero creo que la mayoría no tienen mala fe. Sobre Google Translator Toolkit con solo ver esto ya está claro que no hay que usarlo, pero no todas las herramientas son así.

      ¡Saludos!

  12. Gema Responder

    enero 17, 2012 at 6:36

    ¡Muchas gracias por publicar esta entrada!

    Es supercompleta y más que útil, sobretodo para gente como yo que cada vez ve más cerca la recta final de la carrera.

    Esto de la experiencia es algo en lo que vengo pensando desde hace tiempo y toda esta información me tranquiliza un poco tal y como están los tiempos…

    ¡Un saludo y espero leer una nueva entrada pronto!

    Gema

    • Pcsl Responder

      enero 18, 2012 at 10:46

      ¡Muchas gratis a ti!

      Claro, eso quería, que fuese útil. A mí desde luego me habría gustado encontrarme con algo así en vez de tener que investigarlo.
      Si puedo serte de ayuda en cualquier cosa me tienes a tu disposición :).

      ¡Saludos!

  13. ¿Dónde está mi texto? | Responder

    febrero 9, 2012 at 8:14

    […] en su blog una entrada realmente maravillosa y completísima de obligada lectura titulada «El traductor inexperto», donde podéis encontrar infinidad de posibilidades a las que acogeros en función de vuestras […]

  14. […] sobra para todos, y, para aquellos sin experiencia, hay muchas formas de adquirirla. Os recomiendo esta magnífica entrada en Traxmun si queréis poneros al día al respecto. Y ahora, al grano. Yo he […]

  15. Miguel Responder

    marzo 23, 2012 at 1:52

    Investigando blogs de traducción me he encontrado con el tuyo, y tengo que decirte que aquí me quedo.

    La verdad es que el tema del que hablas me preocupa mucho. De hecho, voy a ser franco: estoy aterrado. Me quedan tres meses para acabar la carrera y el tema de la experiencia me preocupa mucho. Ya he hecho mis pinitos en el mundo laboral, pues he dado clases de inglés y hago algunas correcciones para una editorial catalana pequeñita (de hecho, este mes sale a la venta un libro que yo corregí), pero en cuanto a traducción… nada. Lo más cercano a experiencia traduciendo fueron tres años en los que traduje artículos y entrevistas para una web fan ya extinta, y las traducciones de algunas entrevistas propias a autores extranjeros en mi blog literario.

    Sé que parto con ventaja respecto a muchos de mis compañeros (por ejemplo, en septiembre gané un certamen de traducción de mi Universidad del que me siento muy orgulloso), pero al mismo tiempo me preocupa “lo que espera ahí fuera”… Lo que dices de las ONG me parece muy buena iniciativa, así que creo que me lo apunto. 🙂

    Un saludo, ¡y gracias por la entrada!

    • Pcsl Responder

      marzo 26, 2012 at 1:52

      Vaya, ya sabía yo que me acabarían apareciendo «okupas» :P. En fin, procura no organizar muchas fiestas en tu rincón… ¡o al menos invítame! xD

      Por lo que me cuentas sobre ti, la verdad es que tu situación es envidiable, quizás te falte algo de experiencia demostrable, pero seguro que has aprendido muchísimo durante este tiempo. A veces no nos damos cuenta de lo que progresamos y de lo que hacemos bien, y cosas como ganar un certamen de traducción no lo hace cualquiera. Estoy seguro de que tienes mucho que ofrecer, solo hace falta que tengas algo que enseñar, y quizás algo de lo aquí propuesto te sirva. Ojalá, porque me encanta que esto pueda ayudar a alguna persona.

      Saludos, ¡gracias a ti por leerla!

  16. Miguel Responder

    abril 4, 2012 at 2:15

    ¡Hola de nuevo!

    Sí, aprender he aprendido muchísimo, y es algo por lo que estoy muy contento. El problema es lo que dices, lo de la experiencia demostrable. Eso es lo que más me preocupa. Seguiré alguno de tus consejillos, que seguro que me sirven. 🙂

    ¡Un saludo!

  17. […] desinteresadamente: Este es el tema estrella del blog y poco más puedo decir salvo que a mí me sigue pareciendo una fantástica idea. […]

  18. carmensalomAn Responder

    agosto 6, 2012 at 12:57

    ¡Hola!
    En primer lugar, ¡me encanta tu blog!
    Aunque esta entrada tenga seis meses, ahora que ha llegado el verano, ha sido para mí una fuente de inspiración. Estudio primero de TeI en Barcelona y al llegar el verano me ha entrado mono de traducción (las clases de traducción eran mis preferidas) y por más que busco, obviamente, nadie confía en una traductora que ni tiene titulación salvo para trabajos voluntarios hechos por parte de familiares cercanos jaja (y aún así, son escasos los encargos). Estaba bastante desanimada, pensando que mi verano se iba a limitar al típico trabajo de verano, que no me realiza tanto como yo quisiera porque no es de lo mío.
    ¡Y entonces leí esta entrada! Que de un plumazo me quitó de la cabeza la idea de que como estudiante era lógico que no tradujera fuera de clase. Gracias.

    He estado traduciendo por entretenimiento algunos textos libres de derechos de las webs que proponías, porque lo que me gusta es la traducción literaria, pero ahora me apetece hacer algo de fansubbing, aunque sea para mí misma y mi familia, para que podamos ver series en casa. Y ahora mi pregunta: ¿Conoces algún programa de subtitulación para Mac que sea sencillo o por lo menos bueno? (Aprendo rápido :P).

    Muchas gracias por todo y por tener este blog.
    ¡Feliz verano!

    • Pcsl Responder

      agosto 8, 2012 at 7:20

      Perdona por tardar en contestar pero es que ando por NYC y no tengo un momento libre.

      Me encanta haberte servido de inspiración, es una de estas cosas que te animan a seguir escribiendo :).

      Sobre lo del programa para Mac, me han recomendado Jubbler aunque no sé qué tal estará. Pruébalo y si no te convence al llegar a España me pongo a investigar ;).

      De todas formas, lo que hagas no tienes que guardártelo para ti sola, seguro que hay mucha gente encantada de usar tus subtítulos o de leer tus fragmentos traducidos. ¡Yo el primero! 😀

      ¡Muchas gracias por tus palabras! Y ya de paso te felicito, porque no es algo muy común tener tanta energía en el primer año. Dice mucho en tu favor 🙂

      ¡Saludos!

  19. Paula Responder

    marzo 15, 2013 at 9:35

    Genial recopilación, tomaré nota de casi todo. Una pregunta: ¿por qué están tachados algunos enlaces de ONGs como Global Voices y Translator for Kids? ¿Significa eso que no son buenas o algo? Gracias.

    • Pcsl Responder

      marzo 16, 2013 at 12:02

      ¡Hola, Paula!

      Pues estaban tachados porque los enlaces habían dejado de funcionar (tengo un complemento que tacha automáticamente los enlaces que no funcionan). El de Global Voices ya lo he arreglado y el de Translators 4 Kids parece que ya ha cerrado la página :(. Al menos el resto sí que parece que funcionan.

      Espero que te sean útiles 😉

      ¡Nos vemos!

  20. […] cómo adquirirla? Esta entrada es un magnífico compendio de respuestas a tantas y tantas preguntas que uno se hace cuando sale de […]

  21. […] haya servido de orientación. Si te has quedado con ganas de más, puedes leer la entrada de El traductor inexperto de traXmuN, que es sencillamente brillante. Por supuesto, siempre queda la opción de poner un […]

  22. […] pero todo esfuerzo tiene su recompensa. Te recomiendo también que le eches un ojo a la entrada El traductor inexperto de TraXmuN, ya que es bastante […]

  23. Anna Responder

    febrero 12, 2014 at 11:59

    ¡Genial entrada!

    Me has dado un montón de recursos para poder cojer un poco de práctica con la traducción, ahora que ha llegado el momento de lanzarme al mercado laboral y no tengo muy claro por dónde empezar.

    Muchas gracias, 🙂

    • Pcsl Responder

      febrero 15, 2014 at 6:58

      ¡Gracias a ti por leerla, Anna!

      Esa era la idea, que fuera útil. También tenía en mente una entrada relacionada con lo que dices de lanzarte al mercado laboral porque tengo una visión muy particular sobre el tema (seguramente estaré más equivocado que otros, jaja).

      ¡Mucha suerte con tu aventura!
      ¡No dudes en preguntarme cualquier cosa con la que pueda ayudarte!

  24. Lola Carrero Responder

    febrero 13, 2014 at 5:10

    ¡Este artículo me lo guardo, me ha gustado mucho la recopilación! 😀
    Yo traduzco entradas de la página web de mi hermano del español al inglés, es inversa pero me sirve para practicar un poco. Intentaré ir mirando alguna de las opciones que mencionas durante la entrada para ver qué es lo que más me gusta y si al final acabo por aclararme acerca de la especialización que quiero hacer.

    ¡Muchas gracias!

  25. agras Responder

    diciembre 16, 2014 at 4:55

    He localizado este artículo, excelente por cierto, por una duda importante. Llevo muchos años traduciendo en fansubs. ¿puede formar parte esa experiencia de mi CV?

    • Pcsl Responder

      diciembre 16, 2014 at 5:08

      Hola, agras:

      gracias a ti por leerlo. Sobre qué incorporar y qué no en el CV hay distintas opiniones. Si me preguntas la mía, creo que bien enfocado es una perfecta manera de añadir un punto de valor a tu CV, sobre todo si estás empezando. Normalmente formar parte de un fansub suele equivaler a una formación multidisciplinar más allá de lo que es solo traducir. Así que en mi opinión si lo incluiría.

      ¡Un saludo!

  26. […] los años y yo sigo recomendando a todo el mundo la entrada El traductor inexperto, de @pcsl. Es verdaderamente […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *